martes, 19 de enero de 2010

II Semana de zineSpiritual en el Cerbuna

Ayer comenzó la II Semana de zineSpiritual: Los que todavía esperan. Al igual que sucedió el año pasado, la difusión ha sido prácticamente inexistente. Todas las sesiones contarán con presentación previa y coloquio posterior.

Las proyecciones tendrán lugar en el Salón de Actos del C.M.U. Pedro Cerbuna (C/ Domingo Miral, s/n), a partir de las 20:00 horas y a un precio de 2 Euros la sesión (existe un bono que por 5 Euros da acceso a las 5 proyecciones).

El ciclo completo
18/01
La ola de Dennis Gansel. 108 min. 2008, Alemania
19/01
La vida secreta de las abejas de Gina Prince-Bythewood. 110 min. 2008, EEUU
20/01
El hijo de Rambow de Garth Jennings. 96 min. 2007, Reino Unido-Francia
21/01
Gran Torino de Clint Eastwood. 116 min. 2008, EEUU
22/01
Slumdog millionaire de Danny Boyle. 120 min. 2008, Reino Unido

6 comentarios:

Eo dijo...

Proyecciones con presentación y coloquio (si el público no huye en cuanto acaba la película, claro)

Cinegoza dijo...

Un mal que afecta al 95% de la población que va al cine: casi antes de que acabe la peli ya se están levantando y quedándose parados de pie, si no pueden pasar, aunque detrás suyo haya gente que quiera ver los créditos y escuchar la música. Si encima hay un coloquio después, aún peor.

Un saludo

Agustín dijo...

Es una pena, además suelen guardar la mejor parte de la banda sonora precisamente para los créditos. La gente se lo pierde.

No obstante, los propios cines también ayudan a que la gente huya encendiendo las luces demasiado pronto. El mensaje que están transmitiendo es: 'se acabó lo que se daba, todo el mundo fuera'. Es más, las dos últimas veces que he ido a Aragonia han encendido las luces ANTES incluso de los títulos de crédito, durante los últimos segundos de imagen de la película. Lo cual, además de ser una falta de respeto al espectador, rompe la 'sorpresa' del final.

Por cierto, buena elección la de 'Son of Rambow' para ilustrar el post :)

Cinegoza dijo...

Importante y acertado matiz, Agus, que completa la visión sobre el tema. Al final se junta el hambre con las ganas.

Me alegra que te haya gustado la elección, pues habitualmente elijo las ilustraciones a conciencia.

Un abrazo

Nacho. dijo...

Ayer los asistentes vieron todos los créditos, y después participaron mucho en el cine-forum posterior a la película.

Por cierto, que en El hijo de Raimbow, al final de los créditos viene el gag final en el que se explica el motivo del título de la película. Sólo para los más pacientes.

Un saludo!

Cinegoza dijo...

Me alegro Nacho. Aunque no sean muchos, siempre habrá núcleos de resistencia con curiosidad y que saben aprovechar las oportunidades de disfrutar de una película más allá de la proyección.

Un saludo