viernes, 22 de febrero de 2008

Para echarse a temblar

No por esperada resulta menos triste la situación que estamos viviendo y que viviremos los próximos meses. Con las últimas declaraciones de la consejera de cultura del Ayuntamiento está más que claro que Cinefrancia, con moción o sin ella, ya no volverá a ser lo que fue. La cultura en Zaragoza va a seguir en precario por mucho que se escuden en la Expo. Y en lo que al cine se refiere, estamos para echarnos a llorar en cualquier momento.

Para los que no sepan muy bien de qué va el asunto, dejo la crónica de la situación según la información publicada en Heraldo de Aragón:

-Tras el anuncio de la creación de un “gran festival de cine”, la consejera se desdice (19 de enero).
-
Reportaje sobre el recorte de la oferta cultural del Ayuntamiento (aparecido ayer).
-
Justificación de la consejera (hoy mismo).

2 comentarios:

Tausiet dijo...

Ronda de consultas a expertos anónimos, cinéfilo que declina elaborar un proyecto, postexpo inexistente, Gizka mojándose porque ya no tiene nada que perder, Cinegoza poniendo las cosas en su sitio, Francia cada vez más lejos, minorías sin oferta, mayorías sin interés, intereses del PP y del Heraldo, izquierdistas desnortados, pequeño caos local que los fuegos artificiales de la Expo ocultará por un tiempo. Luego, cenizas. ¿Nadie va a llamar a Luis Antonio Alarcón?

Cinegoza dijo...

Tampoco creo que yo fuera capaz de salvar nada dadas las circunstancias. Manda quien manda y tenemos lo que nos merecemos. Prefiero seguir haciendo que esto sea menos páramo desde donde estoy (mientras me dejen). No obstante, gracias por tu confianza.

Abrazos