miércoles, 3 de agosto de 2011

Nuevo título en versión original subtitulada en los Renoir: Tournée

Mañana se renueva la película que los cines Renoir exhiben en versión original subtitulada durante los jueves de cada mes. Durante agosto podrá verse la producción francesa Tournée (2010), dirigida por el también actor Mathieu Amalric y estrenada oficialmente a mediados de mayo pasado. El filme logró el premio al mejor director y el de la FIPRESCI en el Festival de Cine de Cannes de 2010.

Es el tercer largometraje para el cine dirigido por el intérprete Mathieu Amalric (Neuilly-sur-Seine, Hauts-de-Seine, Francia, 1965) a quien se le ha podido ver en títulos como Alice y Martin (Alice et Martin, André Téchiné, 1998), Finales de agosto, principios de septiembre (Fin août, début septembre, Olivier Assayas, 1998), Munich (Munich, Steven Spielberg, 2005), El asunto Ben Barka (J'ai vu tuer Ben Barka, Serge Le Péron, 2006), Chanson d'amour (Quand j'étais chanteur, Xavier Giannoli, 2006), María Antonieta (Marie Antoinette, Sofia Coppola, 2006), La cuestión humana (La question humaine, Nicolas Klotz, 2007), La escafandra y la mariposa (Le scaphandre et le papillon, Julian Schnabel, 2007), Quantum of Solace (Quantum of Solace, Marc Forster, 2008), Un cuento de Navidad (Un conte de Noël, Arnaud Desplechin, 2008) o Adele y el misterio de la momia (Les aventures extraordinaires d'Adèle Blanc-Sec, Luc Besson, 2010). Además de dirigir, Amalric encarna a un productor de televisión parisino, que al cumplir los 40, abandona todo y se marcha a Estados Unidos para iniciar una nueva vida.

La inspiración para realizar la película le llegó al director través de Laetitia Gonzalez y Yael Fogiel, los productores, quienes cuando aún se encontraba mezclando La chose publique (alrededor de 2002) le dijeron “y bien, que será lo próximo?”. Amalric recuerda que “su interés me conmovió. Me marché unos días con Marcelo Novais-Teles, un amigo con quien me gusta intercambiar ideas. Se trataba de un texto de Colette, The Other Side of Music-Hall, que llevaba tiempo acompañándome, el que de repente salió a la superficie. Eran una serie de notas escritas para un periódico, durante una gira, que fueron publicadas como una serie. Sketches brillantes de su vida como actriz. Una especie de pantomima escandalosa. Por aquel entonces, Colette tenía entre 33 y 39 años, e iba de pueblo en pueblo. Buscamos los equivalentes contemporáneos; en el striptease, en la vida nocturna. Pero no encontrábamos a nadie que tuviera esa atracción por el movimiento, ese sano gusto de Colette por la provocación. Alguien rebosante de salud, que hiciera una declaración de libertad por el cuerpo. Todo lo que encontrábamos nos traía de vuelta a historias de necesidad, a los presos”.

Amalric pensó en las chicas del New Burlesque “gracias a un artículo, a doble página, publicado en Libération que hablaba de su actuación la noche anterior en el Zèbre, un cabaret parisino. Había fotos de Dirty Martini, el personaje con el estilo más cercano a Fellini, y de Kitten on the Keys, el que toca el piano. Al ver este artículo, de repente, tuvimos la sensación de que Colette estaba allí, en esa tórrida sensualidad juguetona y, esa afirmación íntima y política de la belleza potencial de cada uno de los cuerpos, independientemente de cuál fuera su edad. El peligroso placer de la interpretación, la timidez, la valentía física, la fragilidad tentadora... Todo ello estaba presente dentro de esa doble página. Ese fue el comienzo. Estábamos en esa fase en la que únicamente con unos recortes de periódico y algunas fotos, podíamos dejar que volara nuestra imaginación. Antes de encontrármelas desnudas, quería tener una historia. Y fue justo entonces cuando el productor independiente francés Humbert Balsan se suicidó. Su muerte me impactó y me hizo pensar en la fragilidad que tenemos como mortales. ¿Qué haces cuando una fuerza de resistencia como él desaparece?”.

El New Burlesque supone el resurgimiento y actualización de un género cuyas raíces están firmemente arraigadas en la tradición del music-hall inglés y americano. Originalmente, los espectáculos de variedades mezclaban sátira social con números musicales e insinuaciones. Durante las décadas de los años 20 y 30 se convirtieron en un elemento básico de la escena teatral estadounidense. Poco a poco, el género fue evolucionando hasta convertirse en sinónimo de striptease. A partir de 1990, el renacimiento del burlesque, conocido como neo o nuevo burlesco, se ha inspirado en estos dos periodos, la construcción desde el elemento de striptease para reintroducir el teatro, la coreografía, el glamour, el humor, la sátira y un poco de caos dentro del espectáculo.

Sinopsis: Al cumplir los 40, Joachim Zand, productor de televisión parisino, abandona todo y se marcha a Estados Unidos para iniciar una nueva vida. Regresa a Francia acompañado de las "New Burlesque", una compañía de mujeres voluptuosas que, como ellas mismas dicen, hacen shows de striptease que hombres y mujeres disfrutan por igual. Joachim les ha prometido una gira que concluirá a lo grande en un teatro de París. Para cumplir su promesa, deberá recurrir a todos aquellos que abandonó, lo que provocará la reapertura de viejas heridas del pasado.

Tournée podrá verse en los Cines Renoir (C/ Luis Bermejo, s/n), durante los jueves de agosto, en sesiones de 16:10, 18:10, 20:10, y 22:10 horas y a precio reducido (4,70 Euros la entrada normal y 3 Euros para los socios del Club Renoir).