lunes, 4 de mayo de 2009

Ciclo “Cine rumano contemporáneo” en el Aula de Cine de la Universidad

Mañana comienza en Zaragoza (en Huesca lo hizo el pasado 20 de abril) el último ciclo de la temporada del Aula de Cine de la Universidad. Para despedir la programación cinematográfica de este curso 2008-2009, continúa atendiendo a la actualidad. Un panorama multiforme, complejo y cambiante, que ya no responde exclusivamente a lo que se puede ver en los estrenos semanales sino que va más allá. La incorporación de países con una producción hasta ahora escasa cuando no invisible, así como la posibilidad de ver más películas que nunca hace que como espectadores nos tengamos que replantear qué cine queremos ver, cuál es nuestra relación con el hecho cinematográfico. Quizá de este modo podamos empezar a resolver alguno de los interrogantes que afectan a una industria que no se encuentra en su mejor momento y que parece incapaz de abordar con total honestidad sus problemas. Situados en este contexto, más complicado de lo que estas líneas apenas esbozan, dedica este último ciclo al nuevo cine rumano.

El éxito obtenido por el filme 4 meses, 3 semanas, 2 días (4 luni, 3 săptămâni si 2 zile, Cristian Mungiu, 2007), galardonado con una veintena de premios entre los que se encuentra la Palma de Oro del Festival de Cannes o la Mejor Película en los Premios del Cine Europeo, ambos en 2007, y que incluso fue estrenada en Zaragoza, no fue sino la recompensa a algo que se venía fraguando desde hacía varios años atrás. Así, el cortometraje Trafic (Trafic, Cătălin Mitulescu, 2004) logró la Palma de Oro en esa categoría en Cannes 2004. Posteriormente, La muerte del señor Lazarescu (Moartea domnului Lăzărescu, Cristi Puiu, 2005) y California Dreamin’ (Nesfârşit, Cristian Nemescu, 2007) obtendrían el premio “Una cierta mirada” en el mismo Festival durante sus ediciones de 2005 y 2007 respectivamente. Y 12:08 Al este de Bucarest (A fost sau n-a fost?, Corneliu Porumboiu, 2006) se llevaría la Cámara de Oro a la mejor opera prima en 2006. Todo esto en un país de muy poca producción anual. Según datos de Cahiers du cinema, en 2006 tan sólo se hicieron 10 películas y la cuota de pantalla no llegó al 5%.

Indudablemente, en esta renovación tuvo mucho que ver la caída de la dictadura de Ceaucescu. Antes de 1989 se hacía cine con regularidad, pero era sobre todo una herramienta propagandística del régimen. Lucian Pintilie (1933), uno de los directores rumanos en activo más veteranos, ha realizado la mayor parte de su carrera fuera de su país y solamente ahora ha regresado a Rumanía para rodar allí sus últimos proyectos. Desde el cambio político, han surgido nuevas miradas que se interrogan sobre el inmediato pasado de la nación, que buscan la verdad de unos tiempos oscuros y que muestran cómo aquella situación ha afectado al presente. Nombres como Nae Caranfil (1960), Tudor Giurgiu (1972), Radu Jude (1977), Catalin Mitulescu (1972), Cristian Mungiu (1968), Radu Muntean (1971), Titus Muntean (1965), Cristian Nemescu (1979-2006), fallecido en un accidente de coche sin llegar a ver su primer largo estrenado, Corneliu Porumboiu (1975), Cristi Puiu (1967) o Adrian Sitaru (1971). Cine realista, no exento de humor negro, de bajo presupuesto, minimalista y con frecuente uso de la cámara al hombro, son algunas de sus características. Únicamente el tiempo pondrá en su sitio la auténtica importancia de todos estos cineastas. De momento el cine rumano contemporáneo está suponiendo un soplo de aire fresco en el paisaje cinematográfico no sólo europeo sino también mundial.

El ciclo se hace eco de esta situación, pero no veremos las películas que todo aficionado ya puede conocer sino aquellas que preludian lo que estaba por venir. El debut en el largometraje de Mungiu y Puiu, una de las últimas obras de Pintilie con guión de Puiu y títulos en general poco conocidos, ninguno estrenado en Huesca o Zaragoza. Un recorrido en definitiva por parte de los inicios del nuevo cine rumano.

Las sesiones tendrán lugar en el Salón de Actos de la biblioteca María Moliner (Campus de San Francisco), a partir de las 19:15 horas y con entrada libre.

El ciclo completo
05/05 La mercancía y la pasta de Cristi Puiu. 90 min. 2001, Rumanía
07/05 Filantrópica de Nae Caranfil. 110 min. 2002, Rumanía-Francia
08/05 Occidente de Cristian Mungiu. 105 min. 2002, Rumanía
26/05 Examen de Titus Muntean. 90 min. 2003, Rumanía
28/05 Niki y Flo de Lucian Pintilie. 94 min. 2003, Rumanía-Francia
29/05 Cigarrillos y café de Cristi Puiu. 13 min. 2004, Rumanía
El sueño de Liviu de Corneliu Porumboiu. 40 min. 2004, Rumanía

Más información sobre las fechas de proyección en Huesca.

3 comentarios:

Agustín dijo...

Espero poder acercarme a alguna de las proyecciones: lo poco que ha llegado hasta aquí de cine rumano ha demostrado un nivel excelente.

OPEN! dijo...

Este año coincidimos ambos. Desde las Jornadas de Cine de la Almunia, dentro de su seccion oficial OPEN!, tambien nuestro pais invitado Rumania, con el siguiente programa:

08 . may 2009, 18:30 h, ROMANIA INEDITA: AIUD + BODAS inauguracion doble exposicion fotografica de Cosmin Bumbut y Silviu Ghetie, Antiguo Cuartel de la Guardia Civil

11. may 2009, 19:00 h, Casino Principal
Cigarrillos y Cafe / 2004, Cristi Puiu
Occident / 2002, Cristian Mungiu

12. may 2009, 19:00 h, Casino Principal
La muerte del señor Lazarescu / 2005, Cristi Puiu

http://open-cine.blogspot.com/

Os esperamos! Un abrazo!
Eva

Cinegoza dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

Agus, pues nos veremos por allí. Desde luego creo que es un ciclo muy interesante.

Eva, no me extraña que coincidamos pues se está haciendo en Rumanía un cine muy potente. Por cierto, estupenda la exposición.

Abrazos